Gobierno nicaragüense incapaz de rescatar a niños de las calles

Por Marcia Ramírez | Oct 11, 10

Educación

Niña vendedora

En Nicaragua existen 25 mil niños y niñas trabajadores de la calle. Sólo en Managua se concentran 14 mil. Esta legión de pequeños trabajadores forma parte de los más de de 238 mil niños, niñas y adolescentes de entre 5 y 17 años que según las estadísticas son trabajadores activos. De ellos, poco más de 115 mil apenas están en el rango de edad de 5 a 14 años.

Estas cifras son provistas por la última Encuesta Nacional de Trabajo Infantil y Adolescente (ENTIA) realizada en 2005. No existen datos actualizados.

Carlos es uno de esos miles de niños. Tiene 12 años y trabaja en la calle desde los 9. Empezó limpiando vidrios, pero desde hace 2 meses se aventuró a hacer malabarismo con antorchas encendidas. Aprendió viendo a unos payasos y ahora se las ingenia para mantener el equilibrio mientras se mantiene encendida la luz roja del semáforo.

“Estoy amañado a estar en la calle pero lo más difícil es el gran solazo que uno aguanta, cómo te rendís de tanto caminar y entre veces la gente te vulgarea, te ignora y si te les acercás se apartan ”, cuenta Carlos quien dice trabajar para comprarse sus propias cosas, su ropa, su comida y ayudar a su mamá.

La mamá de Carlos es también una vendedora ambulante que tiene 3 hijas más y no cuenta con el apoyo de nadie. “Mi papá fue malo con todos los hijos que tuvo, no nos manda dinero aunque sea para una libra de arroz”, dice Carlos.

Para Carlos estar en la escuela es un gran sacrificio. Actualmente cursa el 5to grado de primaria por la mañana y por las tardes las calles lo esperan. En un buen día puede hacer hasta 150 córdobas pero cuando está “palmado” apenas ajusta los 70.

No todos los niños de la calle pueden estudiar como Carlos. ENTIA refleja que el 43,1% de los niños trabajadores encuestados no asistía a la escuela, siendo mayor la no asistencia en los hombres (47%) que en las mujeres (33,7%).

Por otro lado, de acuerdo con las cifras del Ministerio de Educación, anualmente medio millón de niños y niñas en edad de estudio no se integran al sistema escolar. Esto representa un 24% de la población en edad para estudiar.

Ante esta situación, la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Primera Dama Rosario Murillo, lanzó el 22 de septiembre del 2008 el denominado Programa Amor.

Programa Amor no logra sacar a los niños de las calles

Niño vendedor

 

En el lanzamiento la Primera Dama aseguró que   para el 2011 25 mil niños saldrían de las calles y  unos 2,374 niños, de un total de 2,967 que estaban internados en centros de protección especial, regresarían a su familia de origen o a una sustituta.

“Con este esfuerzo en el año 2011 ningún niño quedará en las calles, todos habrán recobrado su derecho a estudiar, jugar y crecer en condiciones dignas", expresó Murillo.
Sin embargo, a mediados del 2009 Marcia Ramírez, Coordinadora del Programa Amor,  informó que hasta ese momento se había logrado captar a un total de 5 mil 976 niños, a quienes se les estaba garantizando el acceso a la escuela. Esta cantidad representa  apenas el 2.5% del total de niños y niñas en riesgo por trabajo infantil a nivel nacional.

El Ministerio de la Familia Adolescencia y Niñez  (MIFAN), encargado de ejecutar el Programa,  cuenta con uno de los presupuestos más raquíticos del gobierno. Un Informe presentado por el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) este año, revela que sólo en el 2009 este ente gubernamental  fue afectado con una reducción de 10 millones de córdobas.

Mientras el Estado se muestra incapaz de responder  a este fenómeno multicausal, los niños y niñas siguen poblando los semáforos como es el caso de Carlos.

“Los niños de la calle llegan a su vida adulta físicamente desgastados, ya que su cuerpo durante la niñez fue expuesto a gases tóxicos, rayos del sol, al frío y a la lluvia.

Asimismo, sufren de malformaciones musculares y óseas por transportar mercaderías cuando el cuerpo estaba en formación,.”, opina María Consuelo Sánchez, Directora Ejecutiva de la Asociación Quincho Barrilete.

Adilia Amaya,  Directora del Instituto de Promoción Humana (INPRHU), organismo  que trabaja con niños de la calle,  dice que el problema debe atacarse desde la raíz: “Hay que buscar opciones vocacionales para las familias, en especial, para las mujeres quienes están inmersas en el sector informal de la economía en la venta callejera y en los mercados.” 

Esta psicóloga es de la opinión que para sacar  a los niños y niñas de la calle hay que romper  con “percepciones muy vinculadas al fatalismo de las familias que  perpetúan el círculo vicioso de la pobreza”.

“La mayor debilidad del Programa Amor es que ha estado trabajando muy aislado, no puede seguir así. Hay que sumar esfuerzos y voluntades pues la niñez que trabaja en las calles es un problema que nos atañe a todos y todas”  dice Amaya.

Lea más sobre la autora: http://labutacainquieta.blogspot.com/

blog comments powered by Disqus

Licencia: Creative Commons

Reconocimiento (BY) Conexiones UCA

Rotonda Rubén Darío 150 mts. al Oeste.

Managua, Nicaragua

Apartado 69

PBX: (505) 22783923 Ext. 1292

Info: info@conexiones.com.ni