"El país requiere un sistema fiscal progresivo"

Economía

Imagen tomada del portal fondoscotizados.com

* Investigador Adelmo Sandino, del IEEPP, disecciona el alcance real de la propuesta tributaria del Ejecutivo y vaticina una “fracaso” si no se procura un cambio profundo y efectivo

* Señala que reforma no contempla “tocar” a los sectores con mayores ingresos, y que el sector empresarial continuaría disfrutando de exoneraciones injustificables

* Y advierte las “trampas” respecto a las cifras de sobre recaudación

Por Mauricio Miranda | Aug 19, 2012

Mientras en Nicaragua no se aplique un sistema recaudatorio “progresivo”, que equilibre la carga fiscal entre quienes obtienen menos ingresos al año y quienes más, cualquier reforma fiscal fracasará en el mediano y largo plazo, afirmó Adelmo Sandino,  investigador del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP).

Para Sandino, aumentar la base de contribuyentes --uno de los pilares de la propuesta de reforma del gobierno--, tendría un efecto “inmediato” en cuanto a los niveles de recaudación, pero no pasaría mucho tiempo antes que este efecto se anule como consecuencia de la inflación anual, la carga desigual en el cobro de impuestos, y la amplia y generalizada política de exoneraciones y exenciones a ciertos sectores que no las justifican.

Sandino, quien por parte del IEEPP trabaja en una propuesta que propugna la equidad y la justicia tributaria en Nicaragua, analizó para Conexiones, los grandes mitos que se sostienen en el imaginario colectivo sobre el tema fiscal: criticó por ejemplo, que el sector empresarial privado insista en solicitar “beneficios” para supuestamente potenciar su rendimiento y competitividad; o que no exista una total transparencia sobre los índices de sobre recaudación que año con año reporta el gobierno del presidente Daniel Ortega.  

Según Iván Acosta, Ministro de Hacienda, la prioridad del Ejecutivo con su propuesta de reforma es “mejorar la economía y darle más capacidad” a instituciones, empresas y trabajadores “para mejorar su productividad”.

Para lograrlo tienen planificado además, revisar justamente las exoneraciones y aplicar a todos los empleados un Impuesto sobre la Renta, en correspondencia con su salario anual. Acosta ha asegurado que se pretende “revisar qué es sostenible”.

A continuación brindamos la entrevista con Adelmo Sandino, quien disecciona la propuesta del Ejecutivo, y ofrece sus puntos de vista sobre los elementos que no deben de faltar en la reforma, de acuerdo al contexto económico que atraviesa el país.

CONEXIONES: ¿Cuál es la situación tributaria actual nicaragüense?

ADELMO SANDINO: El sistema tiene dos grandes imperfecciones: Por un lado, la recaudación recae sobre los sectores de menores ingresos, y, por otro lado, por eso mismo, recauda poco.

Si aquí no se hacen reformas tributarias que vayan dirigidas a mejorar los niveles de progresividad del sistema, inevitablemente va a llegar al fracaso: los más pobres no van a poder seguir cargando más allá de sus posibilidades. La única medida es que quienes tienen mayores ingresos aporten de manera proporcionalmente más.

¿Qué se supone que va a mejorar con la propuesta del gobierno?

Está planteando dos cosas importantes: por un lado pretende subir el techo exento sobre los asalariados, de 75 mil córdobas al año a 100 mil córdobas al año, lo que va a significar un cierto alivio al ingreso familiar.

 Sin embargo, si tu salario está en córdobas, va perdiendo valor año con año por la devaluación o la inflación. Entonces, no va a ser sostenible en el tiempo, va a tener que en algún momento volverlo a elevar a un techo mayor porque inevitablemente los sectores de trabajadores van a ir reclamando que su salario real no será suficiente. Entonces, es una medida temporal.

¿Cuál es el otro aspecto importante de la propuesta del Ejecutivo?

Es reducir el IR (Impuesto sobre la Renta), el 30 por ciento que pagan actualmente las empresas, que están dentro del régimen general, por las utilidades que obtienen.

Con lo que se estableció en la Ley de concertación (tributaria) en 2009, se pretendía que en dos años se redujera del 30 por ciento al 27, y del 27 por ciento al 25 por ciento...

El gobierno parece que viene retomando esa idea.  Pero ambas medidas, ya sean reducir el techo exento del IR como reducir el IR de las empresas, van a significar una pérdida de recaudación importante: unos 600 millones de córdobas al año.

¿Cómo se enfrentaría esta situación?

Lo que se plantea es revisar las exenciones y exoneraciones al IVA (Impuesto al Valor Agregado).

Acordate que una de las grandes discusiones que en esta reforma hemos tratado de impulsar, es la revisión del sistema generoso y generalizado de exenciones y exoneraciones, que no es otra cosa que una serie de privilegios fiscales de las que gozan un montón de sectores económicos.

Según cifras del gobierno, las exenciones y exoneraciones tanto del IR como del IVA alcanzan el equivalente a 7.5 del PIB; estamos hablando de más de 10 mil 500 millones de córdobas.

Estos son recursos muy importantes que el gobierno deja de recaudar por el hecho de mantener exonerados y exentos a una serie de sectores.

Dado que son los sectores de mayor capacidad económica en el país los que están gozando de este tipo de exoneraciones, la idea es tratar de reducir, primero, la cantidad de exoneraciones que se realizan, y además, la cantidad de exoneraciones de la que gozan múltiples sectores.

¿En concreto cómo se puede hacer esta revisión?

Hay una propuesta muy interesante que había hecho el gobierno en el proyecto de ley de concertación de 2009 y era un “calendario de grabación”. Como ahorita no están gravadas una serie de operaciones, se planea de que en un plazo de unos cinco años, comiencen a gravarse con el impuesto que deberían de estar pagando.

¿Entonces eventualmente se les empezaría a cobrar?

Esa es la dinámica, pero lo que está planteando el gobierno en su propuesta, es que van a hacer algunas revisiones en el caso particular del IVA, nada más, que se refiere al consumo de ciertos productos.

Habría que ver --y el gobierno no lo ha hecho público--, cuál es esa lista que estaría tocando, porque, por otro lado, no es recomendable afectar a aquellos productos que están exentos en momentos o con tasa cero, y que tienen que ver con el consumo básico de la población: los productos de la canasta básica.

¿Cuál es la propuesta del IEEPP?

Lo que proponemos un cambio de sistema. En el caso del IR persiste un sistema que se llama “cedular”, que da un tratamiento diferente a las personas que devengan diferentes tipos de rentas.

Si sos una persona que devengás salario mensual de 2 mil dólares, a vos te “clavan” con el 30 por ciento. Sin embargo, hay otros tipos de renta, como las rentas pasivas del capital, en que la gente que tiene una empresa o mucho dinero, devenga por los dividendos o por tu patrimonio. Entonces, en la actual legislación tributaria, a las personas que devengan dividendos o intereses, sólo se les cobra un 10 por ciento definitivo, sobre ese tipo de renta.

Eso ya está. Y eso no se va tocar dentro de la propuesta del gobierno. Entonces, lo que te queda es un sistema discriminatorio

Lo que proponemos en la Alianza por la Reforma Tributaria, es que se transite a un “sistema de renta global”. Significa que por disposición de ley, la DGI pueda recaudar impuestos en la medida que sea la renta de un individuo.  

Y a partir de eso, también estamos proponiendo el sistema de renta territorial, que es aquel en el cual el sistema tributario sea capaz de gravar con impuestos aquella renta que se genera fuera del país. Esto va a permitir gravar con impuestos tu capacidad de renta real.

¿Ofrece el IEEPP algún planteamiento concreto sobre el IVA?

En el caso del IVA, lo que estamos proponiendo es retomar la misma propuesta del gobierno: aquel “calendario de grabación” de las exoneraciones y exenciones, es decir, irlas reduciendo en el tiempo de tal manera que se destine a aquellos sectores que en realidad lo necesiten.

Se ha dicho que los sectores empresariales necesitan estas exoneraciones porque crean grandes empleos y que eso beneficia al país, pero si te vas a revisar las estadísticas te vas a encontrar que el sector turismo, por ejemplo, emplea un número reducido de personas.

Inclusive, todos los beneficios tributarios que gozan las zonas francas por el hecho de estar dentro de este régimen, que es un régimen internacional, apenas generan el 3.5 por ciento del total de empleo que se genera en el país.

Otro de los grandes mitos que menciona el sector empresarial, es que éste no es competitivo sin exoneraciones y exenciones, y eso no es tan cierto. Una manera de ser competitivo es que el país te ofrezca la estructura adecuada, una mano de obra más capacitada, una estabilidad macroeconómica y política, que pagar impuestos sea más fácil, que los trámites sean más sencillos y no necesariamente exonerando impuestos.

¿Cómo valora la manera en que el gobierno pretende erradicar la evasión fiscal?

No lo está planteando de la mejor manera, porque en primer lugar ir a fiscalizar a todo el sector informal significaría triplicar o cuadruplicar el número de fiscalizadores de la DGI.

Y por otro lado, no sería eficaz la medida porque en el sector informal, la mayoría de personas que forman parte de este sector son trabajadores por cuenta propia, la mayoría de los cuales no tienen ingresos suficientes como para poder aportar en este momento al sistema.

Por otro lado, hay grandes sectores económicos que sí están evadiendo impuestos y que en esta propuesta de gobierno no se están tocando.

Sin embargo, y pese a todo, el gobierno año con año no ha dejado de celebrar las sobre recaudaciones.

En primer lugar hay un problema de subestimación de la recaudación. Por ejemplo, entre 2010 y 2011, la sobre recaudación alcanzó un monto total de 6 mil 500 millones de córdobas. Ese es el equivalente a todo el presupuesto del Mined de este año

¿Pero son ciertos estos datos de sobre recaudación?

Es que si está subestimado no deberían de ser totalmente ciertos. Si vos estás diciendo que vas a crecer 10 en recaudación, pero en realidad sabes que vas a crecer 15, entonces no estás siendo transparente en la proyección de recaudación de impuestos.

Por otro lado, si fuese cierto, eso indicaría que la DGI es mucho más eficiente que en Costa Rica, que en El Salvador, Guatemala; en ningún país de Centroamérica te encontrás con esta sobre recaudación. Sería increíble.

¿Cuál sería el panorama si no se aplica una propuesta de reforma como ustedes la plantean?

Lo que aparentemente está en juego, es que el gobierno quiere dejar en la mayor medida posible el sistema actual de exoneraciones y exenciones. Si aquí no se hacen avances al respecto, la recaudación seguirá recayendo sobre los hogares de menores ingresos, no va a permitir más recursos importantes para invertir en lo social, evidentemente que vamos a tener una reforma fracasada.

blog comments powered by Disqus

Licencia: Creative Commons

Reconocimiento (BY) Conexiones UCA

Rotonda Rubén Darío 150 mts. al Oeste.

Managua, Nicaragua

Apartado 69

PBX: (505) 22783923 Ext. 1292

Info: info@conexiones.com.ni