Potencias juegan "un ajedrez perverso, macabro y sangriento"

Internacionales

Un rebelde opositor al gobierno de Bashar al Assad, en pleno combate. Imagen de 6topoder.com

Analista en temas de Seguridad y Defensa Roberto Cajina Leiva descifra el papel de Estados Unidos, Inglaterra, Rusia y China, en el conlicto armado en Siria

Por Mauricio Miranda y Elvis Bustos | Aug 15, 2012

La crisis en Siria aumenta cada día que pasa. Al tiempo que se difundían imágenes de personas arrojando cadáveres de trabajadores de correos desde lo alto de un edificio, y se propagaba la imagen de un avión caza del ejército en el momento en que supuestamente era derribado por efectivos del opositor Ejército Libre Sirio (ELS), hay quienes, como el periodista internacional Eloy Pardo, no descartan un eventual establecimiento de áreas de exclusión aérea, lo que daría luz verde a un bombardeo por parte de la OTAN.

Pardo, citado por el portal informativo RT, declaró que de establecerse dicha área de exclusión aérea “el conflicto se convertiría en un conflicto sin freno, con una espiral de destrucción mucho mayor y con consecuencias internacionales absolutamente imprevisibles”.

“El fin real de esta medida es atacar los principales nudos militares del gobierno sirio y como siempre, es difícil separar eso de los ataques a la población civil, que aumentarían”, señaló.

En tanto, el gobierno de Bashar al Assad ha intentado buscar una salida diplomática a través de su aliado China, mientras Rusia declaraba que el conflicto en dicho país se estaba convirtiendo “en objeto de una guerra de propaganda en la que algunos participantes no dudan en usar algunos métodos sucios”. Moscú respondía de esta manera, a la publicación de una información en un diario saudí, donde se le atribuían declaraciones al vicecanciller ruso, Mijaíl Bogdánov, en que supuestamente afirmaba las intenciones de al Assad de abandonar el poder.

Sin embargo, para Roberto Cajina Leiva, analista y consultor civil en materia de Defensa y Seguridad, la situación actual en Siria obedece a razones que van más allá de las intenciones de un presidente de mantenerse el poder a fuego y plomo, y de un ejército rebelde armado --ahora con artillería de alto calibre-- decidido a expulsarlo.

Según él, el nivel de masacre y de violencia desatado en Siria en los últimos meses, obedece en gran medida a los intereses geopolíticos de las grandes potencias militares extranjeras, y que están utilizando al suelo sirio, como un sangriento tablero de ajedrez.

A continuación, la opinión de Cajina Leiva, recogida en esta entrevista realizada por Conexiones.

CONEXIONES: En estos momentos, ¿cómo valora la situación en Siria?

ROBERTO CAJINA LEIVA: La situación de Siria es extremadamente complicada por varias razones. Una es por la tozudez del presidente Bashar al Assad de permanecer al frente del gobierno cuando  hay una reacción generalizada de rechazo. Renunció su Primer Ministro (Riad Hiyab); han renunciado importantes  funcionarios, incluso, gente allegada a la familia del presidente Assad.

A lo externo, el conflicto tiene otra dimensión. Se están jugando los intereses geoestratégicos las grandes potencias: Estados Unidos, la OTAN, la Unión Soviética (Rusia) y China….

Cualquier resolución de la ONU puede ser vetada en el Consejo de Seguridad, ya que dentro de los cinco países con derecho al veto dentro de este Consejo están  Rusia y China, y ellos se han opuesto totalmente a que se incrementen las sanciones, o que haya una acción como se ha dado en otros países, con fuerzas multilaterales para imponer la paz y luego para mantenerla.

Eso hace que el conflicto que el gobierno de Putin esté enviando asistencia militar, económica. Venezuela le está enviando petróleo a Siria.

Esto hace ver cómo hay una especie de “globalización de dictadores”. Tenés  el caso de Chávez en Venezuela, el caso de Gadafi en Libia, el caso de Assad en Siria, el de Mubarak en Egipto.

No se hasta cuándo la comunidad internacional va a aguantar la masacre en Siria, no sólo de rebeldes sino de la población civil, porque cuando se disparan cañones, tanques, contra determinadas posiciones, los proyectiles no distinguen si son rebeldes o civiles.

Hilary Clinton decía que estaban esperando el “día después” del derrocamiento de al Assad ¿Qué demuestra esto sobre el interés geopolítico que tiene Estados Unidos?

El problema es que el Medio Oriente en su conjunto: Israel, Palestina, Afganistán, Irán, Irak, son fundamentales  para los intereses estratégicos de que puedan tener las grandes potencias. La razón fundamental es el petróleo; pero además por la preservación de pie de playa en determinadas zonas estratégicas. Estados Unidos tiene un interés estratégico por el tratado de la OTAN, y en esa medida, el juego de intereses hace que sea más sangriento el conflicto interno, en donde hay decenas de miles de desplazados. Eso hace además un efecto derrame. De hecho,  ya hubo conflicto entre Siria y Turquía.

Y el otro problema es la defensa que hace Estados Unidos del estado israelí. Para Estados Unidos,  Israel es la “joya de la corona” en Medio Oriente, es su aliado estratégico, el país que recibe más asistencia militar de Estados Unidos en el mundo.

Siria no tiene armas nucleares pero tiene armas químicas, y de hecho Assad,  amenazó en una ocasión que ante cualquier invasión extranjera, aunque sea aprobada por la ONU, iban a usar las armas químicas que tienen.

Rusia, China ¿Qué esperan de esto?

Viste el fracaso del plan de Kofi Annan. Era un plan razonable, que contemplaba la salida de Asad del poder. Pero cuando se llegaba a Naciones Unidas a la toma de decisiones, la cosa era diferente, porque una cosa es la retorica del discurso,  y otra es la realidad y la práctica. El conflicto sirio, a diferencia de otros conflictos en otras regiones del mundo, tiene esa doble dimensión: la interna y la internacional, y creo yo que la dimensión internacional tiene un peso grave como para que el conflicto sea mayor, y que la solución sea más violenta incluso que en Libia y Egipto.

¿Cómo colocamos a Irán en todo esto?

Lo que sucede es que están próximas las elecciones en Irán, y ya Ahmadineyad ha dicho que cuando termine su período va de nuevo de profesor a la universidad. Pero eso no quiere decir que el carácter radical que tiene Irán va a perderse. Viste el caso de Egipto, donde triunfaron los musulmanes, pero es un triunfo de papel, porque el poder real lo tiene el ejército; incluso ha habido enfrentamientos entre el presidente egipcio y las fuerzas armadas. 

El problema es que ese es el polvorín más grande del mundo: vos sumas a Irán, Afganistán, Siria, Irak, Israel, Palestina, y lo que te encontrás son todos los ingredientes  para una bomba más poderosa que la que se tiró en Hiroshima y Nagasaki.

¿Esta guerra no acabará pronto?

Si no hubiera objeción de Rusia Y China, es posible que esto abriera las puertas a la solución. Aunque esto no quiere decir, que yéndose Assad, los problemas se acaban en Siria. Se fue Gadafi y Mubarak y los problemas no se acabaron en Libia y Egipto.

Lo que queda claro es que las potencias están en esa zona…

Jugando un ajedrez perverso, macabro y sangriento al final de cuentas.

blog comments powered by Disqus

Licencia: Creative Commons

Reconocimiento (BY) Conexiones UCA

Rotonda Rubén Darío 150 mts. al Oeste.

Managua, Nicaragua

Apartado 69

PBX: (505) 22783923 Ext. 1292

Info: info@conexiones.com.ni