"Pareciera que este no es un año electoral"

Política

Raúl Obregón, gerente general de M&R Consultores. Foto de Marvin Jiménez/Conexiones

*Raúl Obregón, de M&R Consultores, explica por qué la elección municipal de noviembre se vislumbra como “desastrosa” en términos de participación ciudadana

*Percibe a los partidos de oposición “mucho más debilitados” que la última vez

*Y afirma, que de continuar todo igual, el FSLN “arrasaría” de nueva cuenta

Por Mauricio Miranda | May 26, 2012

¿Usted ya conoce los nombres de los candidatos que se “fajarán” este noviembre por ocupar la silla de alcalde en su municipio? ¿Su partido político le ha brindado detalles sobre los programas de desarrollo que pretende ejecutar? ¿Al menos le suenan los nombres o se figura los rostros de los aspirantes a concejales que tomarán las decisiones en cada sesión en su localidad?

Si a estas alturas no tiene mayor noción sobre esta información, pues, no es la única persona.

Raúl Obregón, gerente general de la firma encuestadora M&R Consultores --la cual le ha tomado el pulso electoral a Nicaragua en los últimos 22 años--, coincide en que a cinco meses y algunos días de los comicios municipales del 4 de noviembre “no se siente el ambiente donde haya una competencia por los municipios”.

Acostumbrado en años anteriores, a percibir la agitación política en las calles y en las plazas, inclusive con un año de antelación al día de votación –como ocurrió en 1996, en 2000 y 2004, --Obregón advierte que la elección de este año podría registrarse en la historia de Nicaragua como la más “desastrosa” en términos de participación ciudadana.

Y es que, más allá de las controversiales recién aprobadas reformas a la Ley Electoral, que triplicaron el número de concejales que pueden aspirar a ocupar un cargo en las comunas y además les garantiza optar por su reelección --utilizando el mismo argumento esgrimido por el Presidente Daniel Ortega para continuar como mandatario--, la campaña política este año no se ha posicionado como una prioridad entre los nicaragüenses tal como ocurrió en noviembre pasado con las elecciones nacionales.

Y aunque históricamente el nivel de convocatoria para escoger alcaldes siempre ha sido menor que para elegir presidente, este año, asegura Obregón, se percibe un peligroso y lamentable desinterés generalizado.

A continuación, Raúl Obregón explica a Conexiones, los factores que estarían incidiendo para que 2012 brinde esta impresión de que simplemente “no es un año electoral”.

CONEXIONES: Don Raúl: ¿Cómo percibe el ambiente electoral a menos de seis meses de los comicios municipales?

RAÚL OBREGÓN: Pareciera que este no es un año electoral. No se siente el ambiente donde haya una competencia por los municipios, y te lo digo, porque yo he estado en todas la campañas electorales municipales como encuestador, desde 1990.

La campaña de 1996  fue un periodo muy agitado. Ese año se juntaron nacionales con municipales. Pero la elección municipal, la campaña municipal, por sí misma, tenía su propia personalidad, su propia dinámica. Y se sentía en todo el país.

Hasta 1990 siempre se imponían en las municipales, el partido que ganaba las nacionales. Por otra parte, fue el año de la suscripción popular (donde cualquier ciudadano podía postularse sin pertenecer necesariamente a un partido político), que levantó mucho entusiasmo en la población.

La suscripción popular fue un motivador de la gente. Me parece a mí que el elector sentía que tenía una posibilidad, de poder determinar en quién debía ser su representante a nivel municipal.

Esas elecciones fueron en noviembre de 1996, pero ya a mediados de 1995 la campaña había iniciado. Un año antes ya había esa campaña.

¿Cómo fueron las elecciones de 2000?

Cuando llegamos  al 2000, en la segunda campaña, se congeló la suscripción popular. Ya venía el pacto del FSLN con el PLC. Pero aún así hubo campaña electoral. En Managua fue muy  movida: Herty Lewites, Carlos Guadamuz, Wilfredo Navarro… Y lo mismo: Un año antes ya estaba la campaña.

Disminuyó la participación el día de la elección. Empezamos a ver índices de abstención bastante altos. Anduvo por el 40 por ciento, que ya fue la primera elección municipal independiente de la nacional. Pero hubo movimiento, campaña, marcha, movilización de población, spots publicitarios, encuestas.

¿Qué tal en 2004?

Cuando llegamos a la campaña 2004, es cuando va “Nicho” Marenco, Pedro Joaquín… Llegamos al día de la elección, pero ya empezamos a ver que la elección municipal no tiene la importancia de las nacionales, porque no están en juego los grandes valores de la población, en mi opinión. Hubo entusiasmo, pero la participación llegó a casi un cincuenta por ciento.

Ya en la elecciones de 2008, siento que hubo movimiento, publicidad, campaña. Pasó lo que pasó, el fraude en más de treinta municipios y tantas cosas.  

Y ahora llegamos a este punto, donde definitivamente pareciera que no hay ninguna campaña.

¿Cómo se percibe?  

Estamos ahora en una situación donde los partidos políticos de oposición son sumamente débiles, a nivel nacional.

Me da la impresión, de que los partidos de oposición, de alguna manera tratan de curarse en salud, de no ir a una campaña municipal donde puedan ser arrasados.

Eso hace, que a cinco meses de la elección, haya un entumecimiento y no se ve por ningún lado campaña. Aquí tenemos un rezago de cinco o seis meses, y tenemos un partido de gobierno que sí hace campaña.

¿De qué manera?

La campaña de ellos no es una campaña electoral evidente, pero ellos están haciendo campaña. El Frente Sandinista está en campaña en todo el país. Y una campaña, que a mí me hace presuponer, que si llegamos a unas elecciones municipales en estas condiciones, ellos van a arrasar. Arrasarían.  

Posiblemente los índices de participación serían relativamente bajos, en relación a la participación nacional. Quizá andemos por los niveles de 2008, 40 por ciento de la población podría ser que participe. Cincuenta como máximo.  

¿Por qué todavía no vemos a los candidatos y a los planes de gobierno?

Lo que pasa es, que el que está en campaña es el partido. Y eso tiene una inteligencia política muy grande, porque ellos pueden decir: en Managua, el candidato es Mauricio Miranda, y Mauricio Miranda gana, porque el que tiene el apoyo es el partido.

Y eso les quita un sinnúmero de problemas, que si la consulta popular, que si las primarias, las elecciones internas…

Si ellos tienen la fortaleza y el favor del electorado, al que pongan, ese va a ganar.

¿Se puede decir que esta oposición está más debilitada aún que en las elecciones nacionales?

Totalmente. Yo así la veo. Yo la veo mucho más debilitada.

Yo siento que ellos mismos están auto derrotados. El hecho de que no haya ninguna figura, ni en Managua, que es la principal plaza.  

¿Qué hay del Consejo Supremo Electoral?

En general, hay una proporción de la población que está totalmente inconforme. Siete de cada diez nicaragüenses quieren ver un cambio en el Consejo Supremo Electoral. Un poco menos de la mitad de ese siete --dos y medios, tres--, definitivamente consideran que ese CSE no garantiza una elección simple.

¿Usted cree que la esencia del voto, tras los últimos procesos electorales, se está perdiendo?  

Pareciera que sí, que en el momento en que estamos, pareciera que se está perdiendo esa razón de ser del voto.  

La mayoría de la gente sigue pensando que el voto en las elecciones municipales, es el instrumento que tiene  para mantener la democracia, pero de alguna manera en las municipales, hay una desmotivación muy fuerte.  

¿Puede ser la elección más decepcionante?

Si inmediatamente no se despiertan y comienzan a hacer algo a nivel municipal, creo que podría ser una elección desastrosa en términos de participación ciudadana, en términos de resultados electorales, lo cual no es sano para nadie.  

Podría desestimularse la elección, como una herramienta fundamental de la población para alcanzar la estabilidad democrática y la estabilidad del país.

blog comments powered by Disqus

Licencia: Creative Commons

Reconocimiento (BY) Conexiones UCA

Rotonda Rubén Darío 150 mts. al Oeste.

Managua, Nicaragua

Apartado 69

PBX: (505) 22783923 Ext. 1292

Info: info@conexiones.com.ni