Advierten aumento de VIH – SIDA en Nicaragua

Salud

Parte de las y los representantes de las organizaciones que fueron excluidas del Fondo Mundial al momento del Foro en el hotel Holiday Inn. Foto: Marvin Jiménez / CONEXIONES

El recorte de unos 232 millones de córdobas (10 millones de dólares) del Fondo Común y la exclusión de al menos 12 organizaciones que promueven la prevención y atención del VIH – SIDA, podría incrementar los casos si no se encuentra una solución rápida para mantener y ampliar la cobertura en educación sexual

Por Nery García | Mar 15, 2012

Miles de mujeres, adolescentes y jóvenes estarían en mayor riesgo de contraer una Infección de Transmisión Sexual (ITS) o el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), después que una docena de organizaciones que se dedican a la prevención y atención a esos sectores fueran excluidas de recursos financieros provenientes del Fondo Mundial

Se trata de un recorte de unos 10 millones de dólares que el Fondo Mundial decidió retirar para los años 2012 – 2014, y reenfocar sus políticas con “poblaciones clave ante la pandemia del VIH – SIDA en Nicaragua a los hombres que tienen sexo con hombres, población transgénero y trabajadoras sexuales”, según se lee en un comunicado. 

Yelba Jarquín, subdirectora de la Fundación Xochiquetzal, aclaró que la organización para la que ella trabaja no fue excluida de esos fondos debido a su trayectoria laboral con lesbianas y gays, sin embargo, criticó a la Junta Directiva del Mecanismo Coordinado de País (MCP) -- constituido por el Estado nicaragüense y organizaciones civiles --, de ocultar la información y enviar a finales de enero una carta en donde se excluye a 12 organizaciones que se han caracterizado por trabajar la educación sexual. 

¿Cuáles serían las consecuencias? 

Ana María Pizarro, directora de Sí Mujer, señala que la exclusiones a las organizaciones, incluyendo la que ella representa, implica dejar de atender a centenares de niños, niñas, adolescentes, jóvenes y mujeres. De igual forma, dejar por fuera a sectores como indígenas y poblaciones rurales donde esas organizaciones tienen presencia y no el Ministerio de Salud (Minsa). 

Pizarro estima que ese recorte significa para algunas organizaciones la reducción de hasta el 50 por ciento de los fondos para trabajar el tema de educación sexual. A esto, la directora de Sí Mujer agrega que han recibido una notificación de que los equipos con los que trabajan esas organizaciones serán retirados, lo que implicaría quitarles recursos como vehículos para atender a la población. 

“La tasa (de personas que conviven con el VIH y SIDA) puede duplicar, puede ir más en aumento, inclusive se nos puede salir de control”, advirtió Jarquín a los periodistas, quien recordó las cifras del Minsa, al indicar que de 2008 a 2011 la tasa de incidencia del VIH en la población nicaragüense ha aumentado del 13 al 19.8 por ciento por cada 100 mil habitantes.

“Eso significa que alrededor de 3 ó 4 personas adquieren VIH diariamente en este país”, agregó la subdirectora de Xochiquetzal, y mencionó que las estadísticas de la Oficina de Vigilancia Epidemiológica del Minsa precisan que hasta 2010 el 93 por ciento de las personas afectadas con el VIH son heterosexuales, por lo que carece de lógica las nuevas orientaciones del Fondo Común adoptadas por el MCP.

Las 12 organizaciones excluidas

“La Junta Directiva del MCP tenía la obligación de convocar a todas las organizaciones involucradas en el proyecto para compartir esta comunicación (exclusión de organizaciones), pero nunca tuvimos acceso a la información, ni participamos de las decisiones”, se lee en un pronunciamiento emitido por dichas organizaciones afectadas.

Las organizaciones excluidas son: Acción Médica Cristiana, Centro de Mujeres Xilonem, ICAS, Quincho Barrilete, Movimiento Comunal, Centro de Mujeres Ixchen, Sí Mujer, Profamilia, Cruz Roja Nicaragüense, Asociación de Enfermeras y la UNAN de Managua y León.

De acuerdo a esas organizaciones su exclusión fue decidida por los miembros de MCP, integrado por representantes del Ministerio de Salud (Minsa), de Asonvihsida, del Centro de Investigación y Estudios de la Salud (CIES) y del Centro para la Educación y Prevención del Sida (Cepresi).

Situación es más grave

Arely Cano, directora de Asonvihsida, reconoció haber participado en la reunión del MCP, y denunció que incluso se dejaron por fuera algunas carteras estatales claves en la prevención del VIH – SIDA.

“Salió fuera el Ministerio de Educación, el Ministerio de la Familia, estas dos instituciones importantes en el país que tienen que trabajar con jóvenes y que trabajan con niñez huérfana a causa del VIH – SIDA también quedaron fuera de la subvención del presupuesto porque no encaja con la población clave que el Fondo Mundial mandata”, declaró Cano.

La directora de Asonvihsida dijo que es momento que las organizaciones que representan a Conisida empiecen a demandar fondos del Presupuesto General de la República para financiar la prevención del VIH y atención a pacientes, como parte del Plan Estratégico encomendado a esa misión. Sin embargo, comentó que el monto solicitado debe ser consensuado por dichas organizaciones.

blog comments powered by Disqus

Licencia: Creative Commons

Reconocimiento (BY) Conexiones UCA

Rotonda Rubén Darío 150 mts. al Oeste.

Managua, Nicaragua

Apartado 69

PBX: (505) 22783923 Ext. 1292

Info: info@conexiones.com.ni