UE dio ultimátum

Política

El embajador de UE, Mendel Goldstein con el Presidente del CSE, Roberto Rivas durante la firma del acuerdo de acompañamiento electoral, realizada en la Cancillería Nicaraguense. Foto: Tomada del sitio oficial del CSE

Embajador Mendel Goldstein revela que mensaje a Roberto Rivas, presidente del CSE, fue: “Si se cumplen (nuestros principios de observación) podemos venir, si no, no venimos”

Por Mauricio Miranda | Sep 11, 2011

La Unión Europea (UE) se plantó categórica y contundente ante Roberto Rivas y los demás magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE), y les advirtió que si no le permitían un acceso libre y sin restricciones a las mesas electorales, juntas receptoras de votos, centros de cómputos, procesos de transmisión de votos, funcionarios, partidos políticos, organismos de la sociedad civil, entre otros espacios, antes, durante y después de las elecciones del 6 de noviembre para brindar los respectivos informes, asumirían el costo político de celebrar estos comicios generales sin su observación electoral.

Esta conversación ocurrió el martes 30 de agosto, con el ministerio de Relaciones Exteriores como testigo. Un día después, las autoridades del CSE y la representación de la UE, con Mendel Goldstein a la cabeza, se sentaban a “negociar” los términos de un memorándum de entendimiento, en el cual, más allá de lo establecido en el controversial “Reglamento de Acompañamiento Electoral”, lo que primaría serían “los principios de observación” demandados por el bloque de países europeos.

“Hemos dicho que estos son nuestros principios de observación. Si se cumplen, podemos venir, si no, no venimos”, explicó Goldstein, Embajador de la Unión Europea para Centroamérica y Panamá, en entrevista concedida a Conexiones el pasado viernes 9 de septiembre.   

“No vamos a entrar en detalles. Pero claramente las autoridades sabían que si no  encontramos estos principios de libertad, de independencia, no podemos venir”, sentenció.  

“¿Y ellos entendieron el mensaje?”, preguntamos. “Bueno, parece que sí, porque al final, sí estaban de acuerdo sobre estos principios”, respondió.

La firma de este Memorándum de Entendimiento puede ser considerada por la UE como una victoria importante, tomando en cuenta la posición cerrada que tanto el gobierno del presidente Daniel Ortega como los magistrados del CSE han asumido respecto al tema de la observación nacional e internacional, y en una atmósfera donde  por ejemplo el Centro Carter, a estas alturas, está solicitando inclusive derogar el “Reglamento de Acompañamiento Electoral”  para “garantizar el acceso de libertad de movimiento y de palabra”.

A continuación, el Embajador Mendel Goldstein relata cómo la UE tuvo que batallar para poder participar como observadores en estas elecciones generales.

-- Las críticas persisten por el temor de que no se garantice una observación electoral tradicional tal como se ha hecho en el pasado. ¿En ese sentido qué opina?

“Efectivamente, hemos pasado por periodos diferentes con unas declaraciones bastante cerradas hacia la observación, diciendo que es injerencia. Obviamente, ha sido una discusión larga, porque habían invitado hace dos años. Pero todo depende del detalle de las modalidades de la observación.

Ahí obviamente hemos visto que hay diferentes declaraciones del Presidente del Consejo (Supremo Electoral) a veces bastante amenazantes, en el sentido que se considera a los observadores internacionales como injerencia, que finalmente no es deseable que haya gente de fuera para participar en el proceso.

Pero bueno, al final salió el reglamento el 16 de agosto (menos de tres meses antes de las elecciones), muy tarde, porque en general la observación internacional necesita más tiempo para organizarse.

¿Cuánto tiempo necesita la observación electoral por lo menos?

Normalmente cuatro o cinco meses necesitamos. Nosotros mandamos siempre una misión exploratoria que justamente está estudiando las condiciones para ver si es deseable, factible, recomendable una observación. En la Unión Europea hay muchos países que piden una observación. Actualmente, por ejemplo, el caso de los países árabes, donde hubo revoluciones últimamente como Egipto, Túnez, también piden. Tenemos obviamente recursos limitados para observar.

En este caso hemos podido venir con la misión preparatoria en último momento, en julio. Ahí efectivamente se ha preparado todo, pero sin conocer el reglamento, que se ha publicado solamente en agosto. El Consejo no ha querido recibir a esta misión exploratoria diciendo que no se puede porque todavía no había reglamento. El reglamento salió el 16 de agosto. Muy tarde. Un reglamento que ha provocado mucha discusión, nacional e internacional.

¿El reglamento es restrictivo?

No es un texto claro. Tiene su ventaja que no sea un texto claro, y tiene su desventaja, sus inconvenientes porque nadie sabe exactamente cómo se va a aplicar este reglamento. Por eso, cuando el presidente (Daniel Ortega) el 19 de agosto declaró que es un reglamento abierto sin restricciones, bueno, nos abrió el camino para entonces decir: Ok, veremos con el Consejo cómo buscar una base, porque como el reglamento no es claro, vamos a buscar claridad en un texto común. Es así que entramos en la discusión recién el 30 de agosto, cuando nos reunimos con el Consejo en presencia de Relaciones Exteriores para aclarar los principios.

Hemos planteado al Presidente del Consejo (Roberto Rivas) cuáles son los principios fundamentales de observación. Tenemos acceso sin restricción a todas las etapas del proceso y a todos los lugares, el día de la elección, los días anteriores, el día después, a las mesas de las juntas receptoras de votas, a los centros de cómputos… y el él dijo que sí, que no hay ninguna restricción. Bueno, lo repitió frente a los medios de comunicación. Ya el día después de esta reunión, nos pusimos a negociar el texto del memorándum de entendimiento y logramos en una semana negociar ese texto que está basado en nuestra metodología, ya no tanto en el reglamento. Ahora hemos firmado este memorándum, estamos satisfechos del resultado, porque esto nos permite entonces organizar esta misión según las reglas que siempre estamos utilizando.

¿Qué lograron salvar en esa negociación?

Todo lo que necesitamos para organizar una misión según nuestros principios. Es decir, libertad de movimiento sin aviso previo. Nosotros determinamos las rutas de los observadores, informamos a las autoridades por razones de seguridad. Hay libre acceso a todo lo que son los actores del proceso electoral, a la sociedad civil, a los medios, a los partidos, a las autoridades. Hay libre acceso el día de la votación a las mesas, a las juntas receptoras de votos, a los centros de cómputos, a la transmisión de los votos al Consejo. Para todo esto hay libre acceso. Hay libre pronunciamiento del jefe de la misión observadora para decir lo que tiene que decir dos días después de las elecciones. Este va a hacer el informe preliminar, y luego el informe final ya, dos meses después. Va a regresar al país para dar el informe final.

Estos son todos los principios que siempre estamos buscando.

Pero ustedes presionaron, porque si no presionan, esto no ocurre.

Bueno, hemos dicho que estos son nuestros principios de observación. Si se cumplen podemos venir, si no no venimos.

¿Con esos términos le dijeron?

No vamos a entrar en detalles. Pero claramente las autoridades sabían que si no encontramos estos principios de libertad, de independencia, no podemos venir.

¿Y ellos entendieron el mensaje?

Bueno, parece que sí, porque al final sí estaban de acuerdo sobre estos principios.

Pero no alteraron el reglamento.

Eso es otra cosa. 

El Centro Carter dice que no lo acepta, que hay que derogarlo, cambiarlo.

Yo creo que no es realista querer cambiar el reglamento a estas alturas.

Por lo menos ustedes ya hicieron su parte.

Sí. Justamente.

Lo que obtuvo la Unión Europea

El Memorándum de Entendimiento firmado entre el Consejo Supremo Electoral y la Unión Europea, permite a esta última el despliegue de su misión de acompañamiento u observación electoral “conforme a los estándares europeos e internacionales en materia de observación electoral”, según lo informa en su portal electrónico.

El memorándum igualmente “establece los privilegios e inmunidades aplicables a los miembros de la misión de acompañamiento-observación electoral”.

Asimismo, señala que los primeros 36 miembros de la misión de largo plazo de la Unión Europea acompañarán-observarán las preparaciones de las elecciones y la campaña política, y llegarán a Nicaragua a inicios de octubre.

A finales de octubre, 40 miembros adicionales de la misión de corto plazo arribarán a Nicaragua a observar las elecciones del 6 de noviembre.

“Adicionalmente, se permite acreditación de los miembros del cuerpo diplomático de la Unión Europea como acompañantes-observadores”, indica el memorándum.

No necesitarán de permiso

“La misión de acompañamiento-observación electoral de la Unión Europea tendrá libre circulación por el país con sus credenciales otorgadas por el CSE, y no tendrá necesidad de permiso o notificación previa. Asimismo, tendrá libre acceso a todos los partidos políticos, candidatos, representantes de la sociedad civil, de los medios de comunicación y electores en general. De la misma manera, podrá realizar entrevistas, reuniones o visitas a los funcionarios electorales que tengan a su cargo cualquier etapa del proceso electoral”, reza el acuerdo firmado entre CSE y UE. 

En cuanto al día de las elecciones, el 6 de noviembre, “la misión de acompañamiento-observación electoral de la Unión Europea tendrá acceso a todos los centros de votación, juntas receptoras de votos y centros de cómputo”.

Por último, el memorándum señala que “la misión de acompañamiento-observación electoral de la Unión Europea sigue un estricto código de conducta europeo y de las Naciones Unidas referente a este tipo de misión, los cuales garantizan imparcialidad, transparencia y la no interferencia en el proceso electoral nacional”.

blog comments powered by Disqus

Licencia: Creative Commons

Reconocimiento (BY) Conexiones UCA

Rotonda Rubén Darío 150 mts. al Oeste.

Managua, Nicaragua

Apartado 69

PBX: (505) 22783923 Ext. 1292

Info: info@conexiones.com.ni