Encrucijada 2011

Política

Presentamos algunos aspectos biográficos y políticos, de los cinco principales candidatos que este 6 de noviembre, disputarán la Presidencia de Nicaragua

Por Mauricio Miranda | May 06, 2011

En 2006, Nicaragua sorprendió al mundo al elegir como su presidente a Daniel Ortega Saavedra, el comandante guerrillero derrotado tres veces consecutivas en sus últimos intentos por recuperar el poder, pero que aplicando la vieja táctica militar del “divide y vencerás”, no solamente coronó su extensa trayectoria política colocándose la banda de mandatario frente a un país entonces conmocionado, sino que, de paso, convirtió al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), el partido que siempre estuvo dispuesto a sacrificarse junto con él, en la principal organización política nacional.

Cinco años después, las reglas del juego se han dictado para las nuevas votaciones. El Consejo Supremo Electoral --cuya debacle ante la opinión pública comenzó a agudizarse tras los resultados de las elecciones municipales de 2008 y por los actos de corrupción atribuidos a su presidente, Roberto Rivas--, determinó que Ortega, puede correr como candidato una vez más, pese a la categórica prohibición que pesa sobre sus hombros, establecida en el artículo 147 de la Constitución Política de Nicaragua. Y sin atender los reclamos que diversos sectores sociales, políticos e internacionales, han demandado para que se garantice --como en años anteriores--, una abierta observación electoral, el CSE mantiene el seguimiento de un calendario electoral cuya fecha clímax será el domingo 6 de noviembre, cuando los nicaragüenses decidan quién será el próximo presidente.

A continuación, Conexiones ofrece algunas referencias biográficas y políticas de los cinco principales candidatos presidenciales en la Encrucijada 2011.

 

José Daniel Ortega Saavedra (65 años)

Organización política: Frente Sandinista de Liberación Nacional

Compañero de fórmula: Omar Halleslevens

Es el Presidente de Nicaragua y el Secretario General del partido de izquierda Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Su primer mandato como presidente sucedió entre 1985 y 1990, hasta que el 25 de febrero de ese año, perdió los comicios ante Violeta Barrios de Chamorro, candidata por la Unión Nacional Opositora (UNO). 

Nacido en el municipio chontaleño La Libertad, el 11 de noviembre de 1945, cumplirá, cinco días después de las elecciones, 66 años de edad.

Sus padres, Daniel Ortega y Ligia Saavedra, fueron férreos opositores al régimen somocista, lo que influyó en su formación política y la de sus cinco hermanos.   

En 1960, con 14 años de edad, se integró a la Juventud Patriótica Nicaragüense (JPN), una organización civil de oposición al gobierno que adoptó el ideario de Sandino. Tuvo que abandonar La Libertad y dirigirse a Managua, como consecuencia de la represión que sufrió junto con sus compañeros de la JPN.

En Managua, continuó sus estudios en el Instituto Pedagógico La Salle y el Colegio Maestro Gabriel.

En 1963 abandonó la carrera de Derecho que cursaba en la Universidad Centroamericana (UCA) para sumarse a las filas del Frente Sandinista, fundado en 1961.

Bajo el mando del fundador del FSLN, Carlos Fonseca, organizó los llamados Comités Cívicos Populares así como una red de comandos armados, para efectuar operaciones de guerrilla urbana. En 1967, fue llevado a prisión por el delito de robo con intimidación, por participar en el asalto a un banco. Obtuvo su liberación en 1974, cuando su nombre fue incluido en la lista de canje que negoció el FSLN con el régimen, en la histórica toma de rehenes en la residencia del ministro somocista José María Castillo.

Ha procreado siete hijos con su esposa Rosario Murillo Zambrana, ex secretaria personal del director de La Prensa asesinado en 1978, Pedro Joaquín Chamorro Cardenal. Ella es, además, poeta, escritora, jefa de campaña en sus últimas contiendas como candidato presidencial, y coordinadora del Consejo de Comunicación del Gobierno.

Algunos de sus hijos dirigen en la actualidad, medios de comunicación a través de los cuales ha reforzado su campaña de reelección presidencial.

Fue miembro de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional (JGRN) tras el derrocamiento del régimen somocista en 1979, y jefe de estado de facto hasta 1984. En 1985 fue electo Presidente por votación popular.

Durante la década de los ochenta, mantuvo una política militarista en el país, y un estrecho vínculo con la Unión Soviética, Cuba y otros países socialistas, ante la amenaza que significaban para el gobierno revolucionario, las políticas represivas de Estados Unidos. La tensión derivó en una extensa y dolorosa guerra civil cuyo final se firmó en el año 1987.

En la década de los noventa, se mantuvo como el principal político opositor ante los gobiernos de corte de derecha, cumpliendo su histórica promesa de “gobernar desde abajo”, que hizo después de entregar la banda presidencial en 1990.

En 1996 perdió las elecciones ante el candidato del PLC, Arnoldo Alemán Lacayo, quien había fungido como Alcalde de Managua.

En 1998 fue denunciado por su hijastra Zoilamérica Narváez, de haber sido abusada sexualmente por él, lo que le significó al líder sandinista, uno de los cuestionamientos más sensibles hacia su persona en toda su trayectoria de político, cuestionamiento que inclusive le ha provocado repudio a nivel internacional.

En 2001, perdió las elecciones ante el empresario, también del PLC, Enrique Bolaños, quien llegaba de fungir como Vicepresidente del país, y quien años atrás ocupó la presidencia del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).

En 2006, la división en las filas del liberalismo provocó que Ortega resultara electo presidente con apenas el 38 por ciento de los votos a su favor, superando de este modo las aspiraciones del candidato liberal Eduardo Montealegre, entonces, su principal oponente político.

Actualmente, Daniel Ortega se mantiene como el líder indiscutible del FSLN, partido que ha consolidado en su estructura y en su organización, gracias al apoyo económico del presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías.

La candidatura de Ortega, sin embargo, es rechazada por amplios sectores en la sociedad nicaragüense, ya que el artículo 147 de la Constitución Política de Nicaragua, prohíbe la reelección a quien haya ejercido la presidencia en dos ocasiones anteriormente, y a quien se postule durante el periodo en que está ejerciendo efectivamente la Presidencia, tal como es su caso.  

Sus mayores logros políticos en su actual gobierno, han sido, obtener una poderosa influencia en los poderes Legislativo, Electoral y Judicial. A través de este último, pretende anular la prohibición sobre la reelección presidencial, por medio de una sentencia que declara “inconstitucional” la Constitución.

Mantiene estrechas alianzas diplomáticas con países como Irán, Venezuela, Rusia, Bolivia, Ecuador, así como con la guerrilla FARC de Colombia, y ha mostrado afinidad hacia cualquier estado que se muestre opositor a Estados Unidos.

Se le ha vinculado económicamente al Grupo Alba, un consorcio empresarial nacido bajo el brazo protector de la cooperación venezolana, y sobre cuyas finanzas el partido FSLN que dirige mantiene un estricto secretismo y férrea discrecionalidad.

 

 

Arnoldo José Alemán Lacayo (65 años)

Organización política: Partido Liberal Constitucionalista 

Compañero de fórmula: Francisco Aguirre Sacasa

Conocido como “El Gordo” en la actual campaña electoral, nació el 23 de enero de 1946, en la ciudad de Managua.

Sus padres Arnoldo Alemán Sandoval y María Antonieta Lacayo ocuparon importantes cargos públicos durante el régimen somocista.

Finalizó su bachillerato en el Instituto Pedagógico La Salle de Managua, y concluyó sus estudios de Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN) en 1967. Se especializó en Integración Centroamericana y Derecho Corporativo Bancario. Ejerció su profesión en los años consecutivos, desempeñando cargos en el ámbito empresarial bancario y comercial del país.

Acusado de contrarrevolucionario por el nuevo gobierno sandinista por defender a políticos de oposición tras la caída el régimen somocista, fue enviado a prisión, donde cumplió una estadía de nueve meses. Durante ese periodo, en 1980, falleció su padre.

A su salida de la cárcel, Alemán Lacayo asumió una actitud de confrontación hacia el FSLN, pero se dedicó al negocio familiar de producción de café.   

Contrajo matrimonio con María Dolores Cardenal Vargas, con quien procreó cuatro hijos.

En 1989 ingresó a las filas del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), el cual formaba parte de la Unión Nacional Opositora (UNO). Al derrotar la UNO al FSLN en febrero de 1990, Arnoldo Alemán fue electo como concejal, y luego Alcalde de Managua, plaza política que se convertiría en su principal bastión para emprender su carrera política personal.

En 1996 obtuvo la victoria como candidato presidencial de una fortalecida Alianza Liberal.

Su gobierno se caracterizó por mantener políticas de orden neo-populista, que daba continuidad a las aplicadas por su antecesora, Violeta Barrios.

Sin embargo, su gestión comenzó a ser criticada, principalmente, por los sendos y constantes actos de corrupción atribuidos a él y a sus allegados.

Producto de dichos actos, se le levantaron diversos procesos judiciales una vez que dejó el poder en 2001: El Caso Canal 6, La Guaca 1, La Guaca 2, El Caso Panamá y el Caso Estados Unidos. Según autoridades del actual gobierno, aún tiene pendiente los casos: Las vaquillas del IDR, El Caso Mayco y el Caso del Narcojet.

Durante su administración llegó a ser considerado por la organización Transparencia Internacional como uno de los diez gobernantes más corruptos a nivel mundial en los últimos años.

Su fortuna, a raíz de los casos de corrupción en los que fue señalado, se calculó en más de 100 millones de dólares.

Fue enjuiciado y llevado a prisión por el delito de lavado de dinero. Sin embargo, el 16 de enero de 2009, obtuvo un sobreseimiento definitivo por parte de la Corte Suprema de Justicia, producto de las negociaciones que sostuvo con el presidente Daniel Ortega, y que, ciertamente, le otorgaron considerables beneficios, como tener por cárcel la casa, el departamento de Managua y el territorio nacional entero.

Está casado con María Fernanda Flores, hija de exiliados nicaragüenses que huyeron a Miami, tras la caída del régimen somocista.

Tras fracasar varios intentos de acercamiento con el político liberal Eduardo Montealegre, Arnoldo Alemán confirmó su candidatura por PLC para estas elecciones, acompañado en la Vicepresidencia por su amigo personal y ex canciller Francisco Aguirre Sacasa.

Una de las estrategias que ha implementado en los meses que su partido lleva en campaña, ha sido, pedir perdón “por los errores del pasado”, refiriéndose a los actos de corrupción por los cuales fue sentenciado.

Alemán Lacayo, es responsable junto con Ortega, del establecimiento del llamado “pacto” en 1999, por medio del cual, beneficiaron a sus respectivas organizaciones políticas y a sí mismos, a través de la repartición de cargos en las instituciones y poderes del Estado, y atribuyéndose un poder absoluto en la totalidad de las esferas de gobierno, que propiciaron la consolidación del bipartidismo, y con el tiempo derivaron en agudas crisis políticas.

 

 

Fabio Gadea Mantilla (79 años)

Organización política: Partido Liberal Independiente-Unidad Nicaragüense por la Esperanza

Compañero de fórmula: Edmundo Jarquín

Nació el 9 de noviembre de 1931, en la ciudad de Ocotal, departamento de Nueva Segovia. Tres días después de las elecciones cumplirá 80 años de edad.

Es el candidato a la Presidencia por la alianza Partido Liberal Institucionalista-Unión Unidad Nicaragüense por la Esperanza (PLI-UNE), conformada luego que fracasaran varios intentos de acercamiento político con el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) de Arnoldo Alemán, que compitiera contra el FSLN de Daniel Ortega.

Concluyó sus estudios primarios en su ciudad natal, y los secundarios en León y en Managua.

A los 18 años tuvo su primer contacto con el mundo de la radiodifusión --al cual prácticamente ha dedicado su vida--, ya que comenzó a trabajar en La Voz de América Central, una de las pocas emisoras existentes en la época.

Gadea se convirtió además, en uno de los primeros locutores de la reconocida Radio Mundial, la cual marcó un hito en la historia de la radiodifusión nicaragüense.

Desde dicho medio de comunicación, comenzó su programa de noticias “La Prensa al aire”, que consistía en la lectura de las informaciones publicadas en el diario La Prensa, en la época en que la dictadura somocista ya se había asentado.

Actualmente, el diario La Prensa otorga un importante apoyo político mediático a Fabio Gadea en su campaña electoral.

En 1959, Gadea dio vida a “Pancho Madrigal”, uno de los personajes de ficción más reconocidos en la radiodifusión nacional, popular sobre todo, por rescatar la cultura del campesinado nicaragüense, a través de los cuentos y leyendas narrados en cada edición. El programa “Pancho Madrigal” aún se continúa transmitiendo, y en el actual contexto político, se ha convertido inclusive en símbolo inequívoco de la campaña del periodista ocotaleano.

En 1962 fundó la Radio Católica junto con Fray Narciso de Arena.

En 1965 fundó Radio Corporación, al lado de su hermano Carlos, y Francisco Bonilla y Julio César Armas.

Tanto durante la dictadura somocista como durante el régimen sandinista de los años ochenta, la Radio Corporación sufrió serias represiones, por su discurso combativo y su línea política orientada por Gadea. La radioemisora continúa en el aire en la frecuencia 540 AM.

Profesante de la religión católica, Fabio Gadea está casado con la señora Thelma Vogl.

Entre sus principales intereses se encuentran la libertad de expresión, la transparencia y la educación, según su perfil en Facebook.

Su música favorita es el son nica, y prefiere el cine clásico.

Fabio Gadea es diputado ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen) desde 2007, y su periodo concluye este año.

El empresario de radio, es reconocido también por publicar en Radio Corporación sus críticas “Cartas de amor a Nicaragua”, y por sus constantes colaboraciones a la sección de Opinión del diario La Prensa.

En el contexto político actual, algunos analistas coinciden en que Fabio Gadea tiene la responsabilidad de aglomerar el voto “antipactista”, es decir, aquella intención de voto que desprecie tanto las aspiraciones políticas de Daniel Ortega como de Arnoldo Alemán. 

Por su trayectoria como periodista, director y locutor de radio, a través de los programas y debates que se realizan en La Corporación, tiene una importante proyección en las zonas rurales del país.

La candidatura de Fabio Gadea Mantilla, fue proyectada inicialmente, a través del diario La Prensa, luego que Eduardo Montealegre, desistiera de continuar como adversario político de Ortega para las votaciones de este 2011, y en medio de serias diferencias entre las organizaciones políticas que buscaban hacer frente al actual presidente. 

Su frase favorita es, de acuerdo a su perfil en Facebook y los programas que trasmite por Radio Corporación: “La culpa no es de los que se equivocan, la culpa es de los ausentes”.

 

 

Miguel Ángel García (68 años)

Organización política: Alianza por la República

Compañera de fórmula: Elizabeth Rojas

Nació en Managua el 30 de agosto de 1942 en Managua y es reconocido en el ámbito político, por haber fungido durante dos años como Ministro de Educación durante el gobierno de Enrique Bolaños (2002-2007). 

Junto con su hermana menor, fue educado por padres de crianza desde la edad de 4 años, luego que sus padres se divorciaran.

“Todos los valores que tengo los aprendí ahí, sobre todo la fe en Dios”, comentó el candidato presidencial a Conexiones.

Cursó la primaria en el Instituto Rubén Darío y la secundaria en el Instituto Pedagógico La Salle de Managua, al cual ingresó gracias a una beca obtenida por su buen rendimiento académico.

Se autocalifica como “católico carismático”, y admite haber probado todo tipo de vicios en juventud. “Los únicos vicios que no tenia eran la droga y el homosexualismo”, asegura. 

Sin embargo, dijo, “de repente me encontré con Jesús y me sacó del barro y me transformó, y me puso, como punto inicial de transformación, la mujer con la que ahora tengo 37 años de casado”. “El Señor me habló y me dijo que me estaba desperdiciando”, comparte. 

Una beca, también, lo llevó a estudiar a la Escuela Agrícola Panamericana Zamorano, en Honduras, donde se graduó en 1963.

En 1964, gracias a otra beca, cursó en la Escuela de Agricultura de la Kansas State University, en Estados Unidos, de donde regresó como Ingeniero Agrónomo en 1965.

También es egresado de la Escuela de Negocios INCAE.

Durante la dictadura somocista, ejerció cargos públicos en el Ministerio de Agricultura y en Banco Nacional.

Ha desempeñado distintos cargos vinculados a los agro-negocios y a la administración de empresas en Ecuador, Bolivia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Perú.  

Su primer contacto directo con la política, según él, fue cuando por medio del mexicano Gilberto Pérez Alonso, jefe de campaña de Enrique Bolaños para las elecciones de 2001, ocupó el puesto de administrador financiero de dicha empresa.

Tras ganar las elecciones ese año, el presidente Bolaños lo colocó en distintas carteras, donde según García, cumplía la tarea de “bombero apaga fuegos”. “Me mandaba donde había problemas”, aseguró.

De ese modo, fungió durante seis meses como director del Instituto de Desarrollo Rural (IDR), 45 días en la Comisión Liquidadora de Cartera del Banco Central, 15 meses como administrador financiero de la Presidencia, seis meses como Viceministro de Educación, y dos años como Ministro de Educación.

“Terminó el gobierno de él y yo me fui a mi casa”, señala.

Miguel Ángel García, admitió que “en un principio fui a ayudarle a don Fabio, pero no pude, porque no me dejaron”, refiriéndose a “la gente que lo rodea”.

Aún así, considera que el candidato por el PLI-UNE “es un gran hombre, es una buena persona”.

Finalmente decidió postularse por su propia cuenta, como el candidato de la Alianza Por la República (APRE), que fundó junto a Enrique Bolaños, cuando éste, durante su gobierno, decidió guardar distancia política con el PLC de Arnoldo Alemán.

Una de las motivaciones de Miguel Ángel García, según él mismo compartió a Conexiones, es que “la política sigue siendo sucia, pero si no nos metemos, va a seguir siendo sucia”. 

Al referirse a sus posibilidades de ser electo Presidente, García asevera: “Vamos a ganar, mirá la seguridad con que te lo estoy diciendo”.

Según él, además de contar con el apoyo de iglesias evangélicas, cuenta para su campaña con 2 millones de córdobas, los cuales empezará a invertir para la campaña más directamente, a partir del primero de junio.

Las prioridades que impulsará en su plan de gobierno son: Educación, Salud, Seguridad Ciudadana, Fomento en la Creación de Microempresas, Producción, Empleo, Desarrollo Tecnológico, Recuperación de los valores y la institucionalidad,  Concertación Social, y Recuperación de la imagen del país y el retorno de la cooperación. 

 

 

Enrique Quiñónez Tuckler (51 años)  

Organización política: Alianza Liberal Nicaragüense

Compañera de fórmula: Diana Urbina

Es el más joven de los candidatos.

Nació el 4 de noviembre de 1959. Sus padres son Francisco Quiñónez y Enriqueta Tuckler.

Declarado abiertamente antisandinista, fue miembro activo durante muchos años del Partido de la Resistencia Nicaragüense (PRN), antes de sumarse a la filas del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y postularse como candidato presidencial por la actual Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), como consecuencia, esto último, de la seria división que han sufrido las fuerzas liberales en las últimas dos elecciones presidenciales.

Enrique Quiñónez ha descollado en el ámbito político, por su carácter confrontativo y su particular manera despectiva de dirigirse a sus adversarios políticos.

Cuenta en su expediente académico con una Licenciatura en Derecho, una Maestría en Derecho Constitucional y Políticas Públicas, y un Diplomado de Seguridad y Defensa Nacional, según información brindada por sus agentes de campaña.

Casado y con dos hijos, Quiñónez se presenta a sí mismo como una alternativa “real de oposición” ante el “desgaste” que según él, ha provocado el liderazgo de Arnoldo Alemán en el liberalismo.

Igualmente, continúa rechazando los señalamientos en su contra, de supuestamente servir al Frente Sandinista como factor división entre los bandos de oposición.

Enrique Quiñónez fue presidente del Tribunal Disciplinario del PRN, en 1994, partido donde se organizaron los combatientes “contras” que confrontaron al Ejército Popular Sandinista, con financiamiento y apoyo militar de Estados Unidos en los años ochenta.

En el lapso 1995-1996, fue el Secretario Nacional del PRN.

En 1996 corrió en las elecciones nacionales como candidato a la presidencia por ese mismo partido.

La figura del candidato presidencial por la ALN, tomó fuerza cuando comenzó a transmitir en un canal de televisión local, en compañía de Fernando Avellán, el programa “En fuego cruzado”, el cual servía de tribuna para despotricar en contra del partido Frente Sandinista, previo a las elecciones de 2001.

Durante 2002-2006, ejerció el puesto de diputado ante la Asamblea Nacional ya dentro de las filas del PLC de Arnoldo Alemán. En ese mismo periodo, ocupó la Secretaria Nacional de la Juventud y fue miembro del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de ese mismo partido.

En 2003-2005, se destacó como jefe de campaña del PLC ante la Asamblea Nacional.

Fue candidato presidencial en 2005-2006 por el PLC, y luego jefe de campaña nacional de José Rizo por el PLC, en las elecciones ganadas por el presidente Daniel Ortega.

Para el periodo legislativo 2007-2009, ocupó la presidencia de la Comisión de Paz, Defensa, Gobernación y Derechos Humanos del Parlamento.

Sin embargo, la controversia, en más de una ocasión, ha girado alrededor de este político autoproclamado somocista.

En 2006, el gobierno de Estados Unidos le revocó la visa de ingreso a ese país, luego que se le aplicara la ley relativa al tráfico de sustancias controladas y estupefacientes.

Dos años después, la embajada estadounidense confirmó la devolución del documento a Quiñónez, situación que el político se rehusó a comentar.

En noviembre de 2009, su hermano Carlos Alfonso Quiñónez, fue declarado culpable, junto con el diputado Fernando Avellán, por los delitos de amenazas de muerte, daños agravados y usurpación de dominio, en perjuicio del matrimonio estadounidense Frank Lee Owen y Amelia Ann Owen, un caso en el que Enrique Quiñónez intervino públicamente a favor de su hermano. Posteriormente los acusados fueron sobreseídos.

En 2010, otro hermano suyo, Eduardo Quiñónez, fue arrestado por la Policía de Miami, en Estados Unidos, tras una acusación por el presunto fraude en perjuicio de la compañía All State, la empresa vendedora de seguros para la que trabajaba en esa época.

En 2002, Freddy Lara Mendoza, fundador de las tropas “Pablo Úbeda” en el extinto Ministerio del Interior, Mint, reveló que Enrique Quiñónez brindó servicios de entrenamiento militar durante un año a dicha organización. Quiñónez, en el momento, no quiso brindar comentarios al respecto, según señaló EL NUEVO DIARIO.

Su frase favorita, según su cuenta de Facebook, es: “Siempre de frente contra el Frente”.

Fuentes: Compilaciones biográficas, Wikipedia, cuentas en Facebook, entrevistas personales y entrevistas con agentes de campaña.

blog comments powered by Disqus

Licencia: Creative Commons

Reconocimiento (BY) Conexiones UCA

Rotonda Rubén Darío 150 mts. al Oeste.

Managua, Nicaragua

Apartado 69

PBX: (505) 22783923 Ext. 1292

Info: info@conexiones.com.ni