¿Sos barça o madridista?

Cultura

En esta historia, menos que antes nadie se acordó de los legendarios equipos nicaragüenses: el clásico Diriangén y Real Estelí. Se ha dejado de ser nicaragüense por usurpar una identidad exógena.

Por | Apr 28, 2011

Por Nery García y Moisés Mairena

Minuto 76 del partido entre el Barcelona y el Real Madrid en el Santiago Bernabéu, en Madrid, España. El neerlandés y recién ingresado al equipo de Barcelona, Ibahim Afellay, le entrega la pelota el jugador argentino Leo Messi. En ese instante, cerca de la cancha del Real Madrid, pareciera que todo transcurre en cámara lenta en el estadio virtual, en Managua. 

Los “madridistas” muerden sus camisas rogando que no haya gol, mientras Messi recibe el balón y los “barcelonistas” se agarran de las manos para esperar el resultado. El mejor portero del mundo, el español y jugador del Real Madrid, Iker Casillas, ha sido vencido cuando el balón pasa entre sus rodillas y entra a la cancha en tan sólo milésimas de segundos.

“¡Goooooooooooooooooooooooool de Messi!”, gritan los cronistas deportivos en la radio y televisión que transmiten no sólo en Nicaragua, sino también en 37 países del mundo en directo. La algarabía se desborda de los cientos de aficionados que están en el estadio virtual, en donde la cantidad de barcelonistas superan dos a uno a los madridistas.

El estruendo que provocan los fanáticos es tan fuerte que las estructuras metálicas tiemblan tal si fuera provocado por un sismo, algo que ya están acostumbrados los capitalinos. En esos momentos los “madridistas” callan, se ven unos a otros, pero aún así no bajan la guardia. Pitos, tambores y el ruido continúa.

La Plaza Virtual y el segundo gol

En la plaza virtual, ubicado al costado norte del edificio Pellas -- sobre la carretera a Masaya --, alcanzan 75 mil personas, pero el cronista de canal cuatro dice a la multitud que quedó muy chica para tanta gente. No es para menos, los chavalos de la Juventud Sandinista no dejan subir a una sola alma más a las gradas, reforzadas de metal.

Después de transcurridos diez minutos del gol que da la ventaja al Barcelona, los nervios de los madridistas empiezan de nuevo, cuando ven a Messi burlar a cuatro blancos y con un tiro cruzado lograr penetrar en las redes de Casillas el gol que le da la ventaja por dos al Barcelona.

Los madridistas pierden el entusiasmo, algunos lloran; mientras las barcelonistas celebran a lo grande, como cuando un gladiador en el coliseo ha logrado vencer a su rival. “Todo está listo”, comenta el cronista y los madridistas dejan el estadio virtual, fatigados por el sol y por la paliza que le dieron a su equipo.

En esta historia, menos que antes nadie se acordó de los legendarios equipos nicaragüenses: el clásico Diriangén y Real Estelí. Se ha dejado de ser nicaragüense por usurpar una identidad exógena.

En las universidades

En los cafetines de la Universidad Centroamericana (UCA) los estudiantes comen a prisa, para tener libres las manos y aplaudir con libertad. El bar “Las Castillo”, frente a la biblioteca José Coronel Urtecho está lleno. No hay espacio ni para una mosca.

Sentados, de pie y hasta acostados en el piso, los jóvenes esperan con ansias una jugada decisiva de su equipo preferido. El bochorno es insoportable, pero no es suficiente para dispersar a la multitud que se aglomera en el cafetín, entre olores a comidas, perfumes, sudor, se mezcla la euforia con el suspenso.

Todos dirigen sus miradas hacia la televisión y pronto las gotas del sudor aparecen como magia en las frentes de los aficionados. Luego de terminar el primer tiempo, el clima no los detiene y los cuadernos sirven de abanicos en medio del sofocante calor. Empieza la segunda parte del partido y la presión aumenta, así como el ritmo del juego.

Después del primer gol en el minuto 76 de Messi, la barra del Real Madrid comienza a retirarse con tristeza en sus rostros. El segundo gol perpetuado por el mismo Messi en el minuto 86 hace llorar a una joven que porta la camiseta del Madrid. En menos de cinco minutos, finalmente el marcador favoreció al Barccelona dos a cero.

¿Sos barça o madridista?

En horas de la mañana de este miércoles, en las calles, pasillos de las escuelas y de las universidades y hasta en los centros de trabajo, el tema del clásico entre el Barcelona y Real Madrid ha hecho olvidar los problemas cotidianos que enfrentan a diario

En un microbús interlocal que se dirige de Masaya hacia Managua, una joven habla por teléfono celular a su mamá y le recuerda que le “enjuague” su camiseta del Madrid, mientras ve con desdén a otra joven que lleva puesta una camiseta del Barça.

En los pasillos de la Universidad Centroamericana (UCA) los jóvenes exhiben sus camisetas tanto del Barça como del Madrid, y los insultos de unos a otros se dicen medio en broma medio en serio. Y en los centros de trabajos, entre compañeros se preguntan ¿Sos barça o madridista?

Proselitismo político

El partido Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) aprovechó el afán de los fanáticos del Barcelona y el Real Madrid, al crear un espacio para 75 mil personas, denominado estadio virtual, para hacer proselitismo político con el apoyo de la Juventud Sandinista y funcionarios de instituciones estatales como el Instituto Nicaragüense de la Juventud (Injuve) y la Alcaldía de Managua.

Los medios oficiales fueron orientados para transmitir en vivo el clásico entre el Real Madrid y el Barça, a través de la radio Ya y el canal 4 de televisión. La entrada era gratis, y ante sus propios medios vendieron la idea de que se trata de una restitución de derecho para la juventud nicaragüense que sólo “el compañero presidente Daniel Ortega podía hacer”.

La juventud sandinista con el apoyo de los Gabinetes del Poder Ciudadano movilizaron buses de los barrios de Managua, quienes portaban camisetas que hacían proselitismo. De igual forma, regalaron decenas de camisetas azules que decían en letras pequeñas Real Madrid, tenían el nombre de Daniel y un dos en la espalda, número que representa la casilla de Frente Sandinista para los próximos comicios.

Los cronistas deportivos de los medios oficiales aprovechaban cada ocasión para recordar que la plaza virtual era “gracias al presidente Daniel Ortega”. Al término del primer tiempo del partido, se escuchó una voz que preguntaba “¿En qué casilla vamos a votar?” y aunque una gran parte de la juventud callaba, la otra gritaba: “en la dos”. “Viva Daniel, Viva Daniel”, gritaba eufórico el muchacho con el micrófono en la mano derecha desde la tarima central.

blog comments powered by Disqus

Licencia: Creative Commons

Reconocimiento (BY) Conexiones UCA

Rotonda Rubén Darío 150 mts. al Oeste.

Managua, Nicaragua

Apartado 69

PBX: (505) 22783923 Ext. 1292

Info: info@conexiones.com.ni